top of page
  • Foto del escritorRamiro Parias

Entornos escolares seguros: iniciativa de prevención de suicidio, consumo de sustancias psicoactivas y acoso escolar


La presencia de conductas suicidas, el consumo de sustancias psicoactivas, el acoso escolar y otros factores de riesgos psicosociales en las escuelas constituye una creciente preocupación que requiere atención urgente. Estas problemáticas no solo afectan el desempeño académico de los estudiantes, sino que también ponen en riesgo su salud mental y bienestar general.


Según cifras del Ministerio de Salud, en Colombia el 44,7% de los niños y niñas muestran indicios de afectaciones en su salud mental como depresión, ansiedad, bipolaridad, desórdenes alimentarios y esquizofrenia. La cifra incluye a jóvenes de 17 a 24 años, adolescentes de 12 a 16 años y población infantil de 6 a 11 años. A esto se suman los datos de Medicina Legal que muestran que en 2023 se presentaron 230 suicidios de niños, niñas y adolescentes, mientras esta cifra llega a 140 en el primer trimestre de 2024.


Estas cifras subrayan la urgencia de implementar programas de prevención y apoyo que proporcionen a estudiantes, maestros y padres las herramientas necesarias para identificar y abordar estos riesgos.­­


El doctor Sergio Andrés Zúñiga, psicólogo clínico y fundador de la organización Psicología sin Fronteras con amplia trayectoria en psicología e intervención en crisis, pone su experiencia a disposición mediante talleres, charlas y sesiones de formación dirigidas a estudiantes y personal educativo. “Nuestro objetivo es proporcionar a las escuelas las herramientas y estrategias necesarias para identificar y abordar a tiempo los factores de riesgo psicosociales, fomentando así el posicionamiento de la salud mental y entornos escolares seguros en instituciones educativas”, afirma el doctor Zúñiga.


Los adolescentes a menudo enfrentan altos niveles de estrés que pueden llevar a síntomas de ansiedad y depresión, así como a conductas críticas como autolesiones y trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia. Según la Organización Mundial de la Salud, estos problemas tienden a manifestarse entre los 12 y 25 años. “Cabe resaltar que existen un componente de niños, niñas y adolescentes que pueden ser más vulnerables que otros y los profesores, padres o familiares pueden empezar a identificar signos de alarmas como comportamientos y estados emocionales que no pueden pasar desapercibidos ni mucho menos ser invalidados evitando así consecuencias en la alteración del bienestar psicológico de nuestros infantes y adolescentes”, señala el Dr. Zúñiga.


Psicología sin Fronteras, con amplia experiencia en salud mental, ha creado el programa de intervención "PARCHADOS" para la comunidad estudiantil, enfocándose en fortalecer habilidades socio-emocionales a través de talleres experienciales y formando la primera brigada psicosocial en una institución educativa.


Promoviendo una salud mental integral, se busca reducir la desigualdad y fortalecer la compasión y la empatía en la comunidad educativa, garantizando entornos escolares seguros y una educación de calidad. Se fomenta la cultura de paz y no violencia, utilizando la compasión e inteligencia emocional para valorar la diversidad y resolver conflictos.


El programa crea un entorno escolar seguro y saludable, proporcionando herramientas a estudiantes, maestros y padres para identificar, prevenir y manejar situaciones de riesgo. Promueve la importancia de la salud mental y procesos interventivos integrales para fortalecer el bienestar y la calidad de vida de la comunidad estudiantil.

12 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page
google-site-verification=LXxa5KLdqWfFK4QmyK7Z288OH1a5f7ENtId7tY6LdW0