top of page
  • Foto del escritorRamiro Parias

Muchos problemas de salud mental en jóvenes se deben al agotamiento que supone estar siempre conectados

Expertos de la Universidad Europea advierten de que el uso generalizado de TikTok o Instagram desde edades tempranas puede contribuir al desarrollo de enfermedades de salud mental como ansiedad, depresión o TCA (Trastornos de la Conducta Alimentaria) debido a la comparación constante con los demás y la búsqueda de la validación online


Según el Ministerio de Salud, el 52,2 % de los jóvenes en Colombia sufren problemas mentales, además de esto, entre enero a julio del 2023, se registró un aumento del 15,73 % de

muertes por suicidio en adolescentes. La explicación hay que buscarla, según Oliver Serrano,

director del Máster de Psicología General Sanitaria de la Universidad Europea, “en la

combinación de factores complejos y en cuatro causas que están siendo muy relevantes en los últimos años como “el impacto de las redes sociales, el aislamiento que produce el acoso

escolar o la falta de conexión interpersonal, la ausencia de expectativas de futuro y el consumo de sustancias psicoactivas como el alcohol y el tabaco”. El también especialista en

comunicación digital y redes sociales, explica que “la comparación constante con los demás y

la búsqueda de la validación online pueden generar ansiedad, depresión o TCA (Trastornos de la Conducta Alimentaria); derivados estos últimos del culto a la delgadez, las comunidades o grupos que promueven la anorexia y la influencia del comportamiento de algunos famosos”.


Todos esos problemas se ven amplificados por la llamada “fatiga de la interacción”, que es el

agotamiento que produce la necesidad de estar siempre conectados a través del celular. En

aquellos casos en los que “el uso o el abuso de las redes sociales” da comienzo en la

adolescencia temprana, “supone un aumento del riesgo a desarrollar psicopatologías cuando

se llega a la juventud”. El motivo es que TikTok, Instagram u otras plataformas activan los

centros de recompensa del cerebro produciendo una sensación de bienestar que puede dar

lugar a conductas adictivas.


“Para proteger la salud mental de los jóvenes se deben implementar medidas que fomenten el uso consciente de las redes sociales, educar sobre su impacto psicológico, establecer límites de tiempo y promover una cultura digital más saludable. Para ello, la colaboración entre padres, educadores y plataformas digitales resulta esencial”, afirma el profesor Serrano quien apunta también que “las redes pueden ser beneficiosas cuando se convierten en espacios de apoyo y conciencia, permitiendo a los jóvenes conectarse con comunidades que comparten experiencias similares. La presencia de profesionales y la difusión de información positiva en las plataformas pueden contribuir a desestigmatizar los problemas de salud mental y ofrecer recursos útiles para solventarlos”.



42 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page
google-site-verification=LXxa5KLdqWfFK4QmyK7Z288OH1a5f7ENtId7tY6LdW0